domingo, 4 de septiembre de 2016

la entrega

Mi carne es
alimento que entrego
en silenciosa ofrenda
a las manos callosas
que me sacan del mar
Asciendo
bendecido por la espuma
Los pájaros me reciben
su canto me vuelve ufano
Brillo. El sol dora mis escamas plateadas
Mi sal purifica las heridas del viento

Me desgarrarán
Me masticarán
Seré alimento primigenio
Mi carne nutrirá su carne
y fundido en su sangre
nadaré para siempre